644 772 287 | info@ecotierradediatomeas.es

Pásate a lo Ecológico | Envío Gratuito a Toda la Península

De lunes a viernes | Horario: 09:00 a 14:30

Cómo eliminar los pececillos de plata de forma natural

Pececillos de plata y tierra de diatomeas

Los pececillos de plata: que no te confunda su nombre. No se trata de ningún animal que viva en el agua, más bien es considerado como una plaga doméstica que puede aparecer en los hogares con relativa facilidad. Si has tenido que enfrentarte a estos insectos o quieres saber qué métodos existen para eliminarlos, te lo contamos en este artículo.

 

¿Qué son los pececillos de plata?

Lepisma Saccharina es el nombre científico que recibe este curioso insecto que popularmente ha sido denominado de mil y una formas: pececillo de plata, cucaracha de agua, lepisma de harina, come santos… El más habitual de todos es el pez de plata. Y es que, por sus movimientos y su piel metalizada se asemeja a los de un pez real. Te ayudamos a identificarlos:

  • Son insectos muy pequeños, suelen medir menos de 1cm de largo.
  • Son de color gris y presentan antenas y cola.
  • Habitan lugares húmedos y cálidos.
  • Comen absolutamente de TODO: telas, papel, muebles… Se alimentan de almidón y otros polisacáridos (sustancias azucaradas).
  • Son inofensivos pero la plaga puede extenderse y ser difícil de controlar (aunque no lo sean, no querrás que se paseen a sus anchas por tu cocina…).
como eliminar los bichos de la humedad
Aspecto de la Lepisma Saccharina o «pececillo de plata»

 

¿Por qué aparecen?

A este insecto le encanta vivir en lugares oscuros y húmedos. En pequeños espacios en los que se pueden resguardar durante el día y buscar comida en la noche. Los artículos de casa son el alimento perfecto como contábamos anteriormente.

Además, si encuentran el lugar idóneo en el que instalarse, pueden vivir hasta 8 años, reproduciéndose varias veces. Aunque no supongan un riesgo para la salud de las personas, pueden ser una gran molestia.

Por otro lado, los pececillos de plata son escurridizos y rápidos por lo que dar con ellos puede resultar en una tarea difícil. Existen algunos indicios que nos pueden dar una idea de si tenemos una infestación de pececillos de plata. Por ejemplo, si encontramos pequeños agujeros irregulares en la ropa o restos de la piel que arrojan.

 

Formas de evitar su aparición

Los pececillos de plata no tienen por qué suponer siempre un problema. El hecho de mantener una limpieza adecuada basta para controlar la aparición de la Lepisma. Sin embargo, hay ocasiones en las que su aparición se ha debido a factores como un nivel de humedad relativo muy elevado o a hendiduras en estanterías y lugares de la casa que no habíamos visto con anterioridad. Las buenas prácticas para mantener a estos bichitos de la humedad alejados son:

  • Reducir la humedad en el interior de la casa.
  • Revisar las cajas de cartón o la ropa vieja, ya que son un manjar para ellos.
  • Ventilar las estanterías y otros huecos que suelen estar cerrados, sobre todo en la cocina.
  • Cubrir las grietas que puedan ser puntos de acceso para los pececillos de plata.

 

Cómo eliminar pececillos de plata de forma natural: Tierra de diatomeas para controlar esta plaga doméstica

Una vez hayamos identificado que tenemos una plaga de pececillos de plata, lo más fácil es mantener la limpieza en el hogar, haciendo hincapié en cocinas y baños.

Existen métodos y productos químicos que pueden erradicar la plaga de Lepisma Saccharina, como es el caso del ácido bórico, pero su uso tiene algunos inconvenientes, ya que puede ser tóxico para los animales de compañía.

Puedes hacer trampas con papel mojado para que los insectos se alojen aquí y posteriormente deshacerte de ellos. Así mismo, puedes colocar trampas pegajosas o utilizar la canela para espantarlos, ya que no toleran su olor. Por otro lado, también puedes tratar los pececillos de plata con la tierra de diatomeas sin correr ningún tipo de riesgo.

¿Por qué es tan efectiva? Como ya hemos enumerado en descontadas ocasiones, la tierra de diatomeas es un producto súper absorbente, por lo que evitará que el ambiente se mantenga húmedo. Además, aplicado directamente sobre el insecto, la diatomea deshidratará su cutícula superior y terminará muriendo.

Tampoco tendrás ningún problema al emplearlo en el interior del hogar ya que es un producto inocuo para personas y animales. Bastará con aplicar una capa por el lugar en el que se encuentran los pececillos de plata para que en unos días desaparezca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.