644 772 287 | info@ecotierradediatomeas.es

Pásate a lo Ecológico | Envío Gratuito a Toda la Península

De lunes a viernes | Horario: 09:00 a 14:30

Piojo de la gallina: causas, síntomas y remedios

Plusieurs poulets avec des poux

Las gallinas, al igual que los humanos, pueden albergar piojos. Y dado que nos sueles preguntar mucho sobre el  “Piojo de la gallina“ hoy os vamos a hablar de este parásito tan frecuente y tan desconocido para la mayoría y que tanto interés genera.

¿Qué es exactamente el piojo de la gallina?

Se trata de una enfermedad parasitaria producida por el ácaro rojo, llamado comúnmente piojillo de las gallinas o del gallinero. Estos ácaros solo afectan a las gallinas, aunque otros animales, sobre todo silvestres o roedores, pueden albergarlos y transmitirlos.

Los ácaros rojos son insectos sin alas que tienen un cuerpo aplanado, seis patas y la cabeza redonda. Su color es blanquecino, amarillento o negro, aunque se vuelven rojizos cuando están llenos de sangre. Se alimentan de plumas, costras, piel muerta y sangre. Su vida tiene una duración de entre cuatro a seis semanas. En el peor de los casos se ha llegado a constatar que los piojos de gallina adultos pueden llegar a vivir incluso meses.

Si eres criador de distintas variedades de gallinas u otras aves de corral sabes que el piojo de la gallina supone un gran problema si no se logra poner fin lo antes posible. Ya que este insecto puede hacer un auténtico destrozo dentro de tu grupo de animales e incluso llegar a enfermarte a ti mismo.

Origen y causas del piojo de la gallina.

Estos ácaros que absorben la sangre proliferan sobre todo en climas cálidos y húmedos. Suelen llegar a las gallinas a través de pájaros silvestres o alimañas que se encuentren cerca del gallinero. Por eso, debemos impedir en todo caso que entren animales ajenos a la granja.

Los piojillos de la gallina viven tanto en el cuerpo de aves y alimañas como en el ambiente, de ahí su fácil contagio. Suelen ser más activos durante la noche.

Ciclo de vida y erradicación del piojo de la gallina.

piojo-de-la-gallina

Estos ácaros producen estrés en las gallinas, pero también enfermedades, de ahí su peligrosidad. Su ciclo de vida consiste en la puesta de huevos de las hembras, el nacimiento de larvas a los dos o tres días, la muda a ninfas en uno o dos días, y su alimentación de sangre dando paso finalmente a su etapa adulta en apenas cinco días. Por tanto, se difunden rápidamente y puede aparecer una gran cantidad de piojos de gallina en apenas una semana, por eso es importante detectarlos cuanto antes.

Encontramos distintas variedades de este piojo: piojillo de la cabeza, piojo grande del cuerpo, piojo menor del cuerpo, piojo cabezudo y piojo gigante. Los dos últimos son los menos frecuentes mientras que el piojo menor del cuerpo es el más común y conocido. Todas estas especies se erradican de una única forma, como veremos después.

La dificultad para detectarlos radica en que durante el día suelen estar ocultos y en que pueden pasar días sin actividad, lo que hace que sean detectados demasiado tarde y cuando ya están muy extendidos.

Enfermedades

Los piojillos de las gallinas provocan estrés y diversas molestias, que suelen terminar en una bajada de defensas y en el desarrollo del escenario perfecto para la contracción de gran cantidad de enfermedades entre las que se encuentran la anemia, la muerte por pérdida de sangre, la espiroquetosis aviar y la salmonela gallinarum.

Además, producen picores incómodos que llevan a las gallinas incluso a arrancarse las plumas. De hecho, los pollitos que se infectan al nacer son propensos a morir si tienen muchos piojos de este tipo.

Síntomas que facilitan su detección

Los principales síntomas de que hay piojos en las plumas y en la piel de las gallinas son la disminución en la puesta de huevos y el crecimiento ralentizado. Pueden incluso adelgazar de forma radical o morir en apenas unos días si hay gran cantidad de piojos. Otros síntomas son el rascado constante de las gallinas e incluso el picoteo o la decoloración de distintas zonas.

Recomendamos inspecciones oculares en la base de las plumas de las gallinas de forma periódica para constatar que están libres de este ácaro.

Remedios

Uno de los remedios más eficaces contra el piojo de la gallina es la tierra de diatomeas. 

La tierra de diatomeas, como sabes,  destaca por su capacidad de absorción, que contribuye a la deshidratación e inmovilización natural de los insectos, las larvas y los huevos. De hecho, está en contacto con el insecto, corta su piel y hace que mueran a causa de su deshidratación.

Aplicación de la tierra de diatomeas

La aplicación de tierra diatomeas destaca por la sencillez y rapidez. Se puede aplicar de dos formas: en seco o a través del pulverizado. La primera se haría de la siguiente manera: se espolvorea la tierra molida sobre las plumas de la gallina, mientras que la segunda se haría de manera uniforme en los gallineros con tierra de diatomeas micronizada diluida en agua en las cantidades recomendadas. Se recomienda hacer hincapié en las zonas más infectadas.

Además, este remedio también puede incluirse en la dieta, ya que mezclada con el pienso puede eliminar otros parásitos internos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.